Las Jornadas Técnicas de Fruticultura suman el récord de inscripciones de sus tres ediciones.

Con una inscripción de participantes rozando los 150, las III Jornadas Técnicas de Fruticultura han echado andar con un programa de actividades diverso que en su primer día ha cumplido las expectativas de los asistentes.

Uno de los ejes de las Jornadas técnicas de fruticultura de este año es la necesidad de diferenciación productiva. Es un elemento que quedó claro en la primera de las tardes de la III edición de las Jornadas Técnicas de Fruticultura que organiza la Asociación de Empresarios Agrícolas de la Margen derecha del Ebro y que se celebran en el Aula Magna de la Escuela Universitaria Politécnica de La Almunia de Doña Godina.

Por dos vías diferentes, una espontánea y otra dirigida, la diferenciación ha surgido como un elemento imprtante en la fruticultura presente y futura. En la Mesa Redonda que abría las Jornadas Técnicas, el debate de los ponentes ha situado el hecho diferencial como un elemento importante a la hora de vender la producción. En la conferencia que cerraba la tarde, ha sido la organización quien ha buscado exponer el hecho diferencial de las manzanas Biolord, un tipo de cultivo de manzanas en altura desde la agricultura ecológica.En la primera parte, una mesa redonda en la que se trataba de hacer una radiografía del sector, los 6 ponentes aportaron su visión desde su propia experiencia profesional. Se trataba de sentar diferentes agentes del sector agrícola y cruzar sus vivencias, análisis y perspectivas. Así se había invitado a José María Salamero Esteban, Director General de Producción Agraria del Gobierno de Aragón, José Antonio Domínguez, director gerente del Centro de Investigación y Tecnología agro alimentaria de Aragón, Marcos Barranco Sorinas, responsable de fruta de UPA, Pere Ramoneda, gerente de Grupo Catalá y productor, José Miguel Guerrero, Gerente de Orchard Fruit Co y Manel Raventós, gerente de la SAT Rio Cinca, moderados por Chema Paraled, presentador del programa Tempero, de Aragón Televisión. Se trataba de sentar a la administración pública, la investigación, el pequeño agricultor, productores y comercializadores para que ofrecieran un diagnóstico de la situación del sector en Aragón y de sus retos de futuro.

El Director General de Producción Agraria de Gobierno de Aragón, José María Salamero, realizó una primera radiografía del sector en Aragón. Agricultores individuales, OPFH´s o la evidencia de la potencialidad de nuestra comunidad autónoma como sector productor, fueron algunos de los ejes de su intervención en la que se puso, a su vez, de manifiesto la necesidad de una mayor concentración de la oferta en un sector en el que tradicionalmente diferentes fórmulas de concentración no han tenido un adecuado recorrido o no han conseguido un peso específico que les otorgue ninguna ventaja.

 Por su parte Jose Antonio Domínguez avanzó algunas claves de la cadena de valor, así como la necesidad de una reflexión estratégica de las empresas individualmente. El trabajar en un entorno cambiante debe obligar a reflexionar sobre la propia actividad y a que los agricultores evolucionen un paso más y piense más como empresarios que como agricultores. Los objetivos y la estrategia aparecen aquí como dos herramientas necesarias y primordiales. En ese sentido realizó una exposición de las posibilidades que el CITA puede ofrecer al sector y de la necesidad de que sus observaciones, sus investigaciones y su conocimientos se transfieran adecuadamente al único «sujeto que puede rentabilizar la investigación y el conocimiento, hacer dinero con él, la empresa».

Marcos Barranco, repasó las diferentes vertientes y retos del sector. La inexistencia de una renovación, la ausencia de una adecuada política de comercialización y la imposibilidad de lograr un consenso del sector a nivel de Europa, así como la coexistencia de OPFH reales con otras instrumentales marcan la debilidad de un sector que está a merced de intermediarios y sin herramientas para negociar con las grandes operadoras.

José Miguel Guerrero, gerente de ORCHARD Fruit, puso el énfasis en la necesidad de la conquista del mercado exterior, para lo que desde su prisma observa como fundamental la necesidad de conseguir alianzas globales que puedan conseguir un claro posicionamiento: «la alianza con empresas de otros hemisferios nos aporta el posicionamiento en el mercado y el poder ofrecer a una gran superficie, solución para las 52 semanas del año». No obstante, el énfasis en la homogeneidad de la calidad y en la «excelencia» de esa calidad es absolutamente necesaria desde la inversión. Invertir con sentido y con auto exigencia.

Pere Ramoneda comenzó planteando la necesidad de la falta de concentración del sector. Cuando existen excedentes de producción se producen descensos suicidas que provocan el hundimiento del mercado como hemos vivido en varios momentos en los últimos años. En Europa tienen herramientas que en algunos casos corrigen estas disfunción es como es el caso de las subastas de pera en Bélgica. La falta de información en común del sector productor hace que en muchos momentos la curva de precios no responda tanto a una situación real de mercado como al miedo a perder la posibilidad de vender. Una de las herramientas más sencillas de poner en práctica para ganar alguna ventaja en cuanto a la negociación sería la de compartir información.

Manel Raventós, de SAT Rio Cinca, realizó la última intervención y apostó por centrar sus reflexiones en el futuro. Aragón posee un posicionamiento bio-climático ejemplar a la hora de analizar la potencialidad de las producciones. El Valle del Ebro es una zona privilegiada para cereza, melocotón, manzana, etc. Otra cuestión es si dichas producciones se producen con rentabilidad. La realidad es que no en términos generales a excepción de la cereza, por ser de las primeras zonas y ser todavía poca la producción exportada. Por otro lado y en la relación con las grandes superficies, el futuro apunta a estar en la diferenciación. Modelos de empresas de producción «de bajo coste» o empresas con modelos de negocio «socialmente responsables» estas apareciendo como soluciones que están funcionando en Cataluña o Andalucía. Incluso su propia experiencia de haber conseguido una zona ZEPA dentro de su propia finca es algo que les abandera.

Por último las intervenciones del público han abundado más en la necesidad de buscar un objetivo y una estrategia propias y en la necesidad de ofrecer la diferencia con respecto a tus competidores. En ese aspecto investigación, innovación y una absoluta conciencia de empresa aparecen como elementos necesarios para el posicionamiento adecuado de las empresas agrícolas en los mercados. img_0004-3.jpg

La última ponencia del primer día de jornadas se dedica a la Agricultura ecológica y a la exposición de un ejemplo claro de agricultura ecológica en manzana de montaña: Biolord. A partir de ahí, Andreu Vila desplegó un minucioso repaso para explicar y argumentar las elecciones de algunas soluciones desde la vertiente ecológica para problemas agrícolas. La estructuración del suelo a partir de cubiertas vegetales permanentes o la ausencia de siegas, los crecimientos anuales y su relación con el riego o los acolchados naturales para el mantenimiento de la humedad o el nitrógeno en el terreno, las posibilidades de aportar nitrógeno o de mantenerlo o la utilización de sondas hídricas para aumentar el conocimiento de la acumulación de agua en el terreno.

Mañana las jornadas se reanudan a partir de las 9 de la mañana con una intensa agenda repleta de conferencias y mesas redondas.

About admin@webmaster

Check Also

Jornada Monográfica: Calidad y conservación.

El próximo 28 de febrero, por la tarde, en el Aula Magna de la Escuela …

Deja una respuesta